ERGO

Se despenaliza la marihuana sin contar

con políticas sólidas de salud pública

#ColumnaErgo

Por Daniel Guerrero

TRAS UNA APARENTE calma regresaron las narco ejecuciones en la ciudad de Aguascalientes, al igual que las “narco-mantas”, firmadas de nueva cuenta por un determinado grupo criminal que acusa a civiles, ministerios públicos y jueces de favorecer a otro cártel de la droga, amenazando al gobierno (sin especificar cuál), de iniciar acciones en contra de ellos también. La última vez que un grupo criminal intentó amenazar con “alinear” al gobierno, fue en Calvillo, lo que trajo como consecuencia que las fuerzas federales, militares y estatales emprendieran una limpia de criminales miembros de ese grupo en aquel municipio, deteniendo a varios de ellos, mientras que otros lograron huir a Zacatecas, que por cierto, desde esa fecha, no se ha vuelto a saber nada de esa organización y tampoco de los “sicarios” que ya habían osado querer “patrullar” zonas altas y empezado a “reclutar” viciosos para formarlos parte de su organización…

SIN EMBARGO, es un misterio en cuanto a cómo están estructurados los grupos criminales en Aguascalientes, unos publican unas cosas en sus “mantas” y otros hacen manifiesto otra cosa totalmente distinta, es decir, no se sabe a ciencia cierta, si como tal ya existe operando un poderoso cartel de la droga que controle todo lo ilícito. Lo que sí es una realidad, es que no parece que se vayan a terminar las ejecuciones y los “narco-mensajes”, sobre todo, porque si existe demanda existirá oferta, y al mismo tiempo habrá quien quiera acaparar ese mercado…

No se terminará el narcotráfico ni la violencia, sino se atiende el problema de raíz…

LA DESPENALIZACIÓN del consumo y portación de marihuana que llevó a cabo el senado, no mitigará mucho la drogadicción y violencia en el país, mucho menos los robos, ya que hay que recordar que las drogas sintéticas como el clorhidrato de metanfetamina actualmente es la “reina” de los enervantes, el famoso “kristal” ha inundado las calles, ha acabado con la tranquilidad y armonía de comunidades, ha destrozado a miles de jóvenes que han caído en las garras de su alta adicción, ocasionando que los robos se disparen, ya que roban hasta lo que no para poder intercambiar o vender para consumir un poco de esa porquería…

NO SOLAMENTE en Aguascalientes sino en todo México no han existido políticas públicas en materia de salud para prevenir y curar las adicciones que ha provocado la droga sintética en millones de personas, y es que la drogadicción no es un tema de seguridad pública, sino de salud, drogadicción y narcotráfico, aunque estén ligados y vayan de la mano se deben combatir de manera diferente…

ASÍ PUES, mientras siga existiendo la demanda, seguirá existiendo la oferta, y de poco servirá combatir esta segunda sino se ataca de raíz el problema. Es frustrante, ya que esto es algo en que se ha insistido desde que Felipe Calderón declaró la guerra al narcotráfico, es un hecho que las autoridades, las Fiscalías y Secretarías de Seguridad Pública no pueden evadir su responsabilidad, deben actuar con mano dura y determinación contra los criminales, empero, debe existir ese complemento, que lo es el combate eficaz a las adicciones…

SE HABÍA DICHO con anterioridad, cuando comenzó la inquietud por despenalizar la marihuana, que no podía ser algo al “vapor”, que del mismo modo se debía implementar al mismo tiempo que la despenalización un fuerte programa de combate a las adicciones, que no solamente debían ser anuncios y spots preventivos sino clínicas de rehabilitación y programas para sanar las adicciones, es decir el Estado debe asumir esa tarea y responsabilidad. Pero imagínese, si no hay dinero para los tratamientos de niños con cáncer, para hospitales, para equipo médico, si no hay dinero para comprar los refrigeradores que se necesitan para las vacunas de Covid-19 ¿Usted cree que lo habrá para mantener clínicas y programas de rehabilitación?

No existe un sistema de salud sólido en México, pero le abrieron la puerta a la marihuana en la SCJN y en el senado…

OJALÁ y la decisión de despenalizar la marihuana, que ojo, no surgió del poder legislativo sino del judicial, en lugar de disminuir su consumo no agrave aún más el problema de drogadicción en México, y es que es verdaderamente estúpido ¿no cree?, que por un lado se estigmatice el consumo de productos chatarra, alimentos procesados, refrescos, ¡hasta quesos!, y por el otro se incentive el consumo de cannabis sin un programa integrado de salud ya implementado. Es más, la empresa cigarrera más grande del mundo “Phillip Morris”, dueña de Marlboro anunció que dejará de vender tabaco en el 2030 en México, en su compromiso para combatir y disminuir el cáncer y enfermedades respiratorias, sin embargo, ahora en plena pandemia, con el sistema de salud por los suelos, sin recursos para programas y tratamientos esenciales, se ha decidido abrirle paso a la marihuana, qué fregón ¿no?…

POR LO PRONTO recuerde amable Lector que los corruptos y las moscas se matan del mismo modo: “a periodicazos” estamos pendientes…