ERGO

• Se repite la historia: sicarios del CDN calcinan a 19 migrantes centroamericanos en Tamaulipas…
• Los hombres de origen guatemalteco se encontraban privados de su libertad en una casa de seguridad del Cártel del Golfo…

Por Daniel Guerrero

EL ESTADO DE TAMAULIPAS de nueva cuenta fue el escenario de un atroz crimen y masacre cometido en agravio de migrantes centroamericanos, luego de que autoridades de aquel Estado encontraran los cuerpos calcinados de al menos 19 hombres, al parecer originarios de Guatemala, en el poblado de Santa Anita, municipio de Camargo, de dicha Entidad Federativa…

LA FISCALÍA GENERAL del Estado, anunció a través de un comunicado que los cadáveres fueron hallados al interior de diversos vehículos que de igual manera estaban quemados, apuntando las primeras investigaciones como responsables a integrantes del Cártel del Noreste, anteriormente “Zetas”, quienes según testigos, habrían llegado a dicha comunidad en búsqueda de integrantes del Cártel del Golfo, encontrándose con los migrantes al interior de una casa de seguridad, a quienes los privaron de su libertad, para posteriormente acribillarlos y calcinar sus cuerpos dentro de diversos vehículos…

DESDE HACE MÁS de una década el Cártel del Golfo, quien tiene “el control” del territorio tamaulipeco, se ha estado disputando la plaza con sus antagónicos “Los Zetas” ahora Cártel del Noreste, lo que ha traído como consecuencia más de 15 mil desaparecidos y miles de muertos, de hecho, cabe recordar que existen antecedes de crímenes en agravio de migrantes por parte de sicarios. El 22 de agosto de 2010, durante la administración de Felipe Calderón, en San Fernando, Tamaulipas, el grupo delictivo de “Los Zetas” protagonizó una masacre de 72 migrantes centro y suramericanos, 58 hombres y 14 mujeres, luego de interceptarlos cuando intentaban buscar el llamado “sueño americano”, privarlos de su libertad y asesinarlos a sangre fría, disparándoles a todos por la espalda y apilando sus cuerpos a la intemperie en el ejido del Huizachal…

“AHÍ ESTÁN las masacres, je, je, jé”, fueron las frías e insensibles palabras de Andrés Manuel López hace apenas unos meses, refiriéndose a un encabezado de primera plana del periódico Reforma, minimizando los homicidios dolosos que siguen incrementándose cada vez más en su gestión, rebasando incluso ya a Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, a quienes tanto criticó. Ahora se ha registrado una cruenta mascare de personas suramericanas que su único “pecado” fue soñar con un mejor futuro para sus familias, a manos de integrantes del crimen organizado, a quienes se ha resistido enfrentarlos de frente para imponer el Estado de Derecho, incluso no hace mucho advirtió que no era tarea de la Guardia Nacional combatir a sicarios y narcotraficantes…

LOS MIGRANTES como tal forman parte de los grupos vulnerables, según los tratados internacionales en materia de derechos humanos, y por tanto deben ser protegidos por el Estado y los organismos públicos, sin embargo, es un hecho que en México están solos. La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Tamaulipas deberá realizar las investigaciones bajo un protocolo especial, toda vez que los hechos deberán ser atendidos de conformidad a los tratados internacionales para los derechos de los migrantes, pero, sobre todo, dicho organismo autónomo y el propio gobernador, Cabeza de Vaca, deberán demostrar que la Justicia ya ha cambiado en dicho Estado, y que la masacre no quedará impune como en el 2010 cuando imperaba el “narcoestado” en Tamaulipas…

EN DÍAS PASADOS tuvimos que viajar a la “Sultana del Norte”, nos preocupaba atravesar el vecino Estado de Zacatecas, ya que en años anteriores nos había tocado que la carretera estatal de la capital a “Concha del Oro” estaba completamente vacía y sin vigilancia, e incluso en alguna ocasión nos “llegaron a sacar un susto”, por lo que decidimos emprender ruta al amanecer. Sin embargo, en esta ocasión cual fue nuestra sorpresa que nos tocaron tres retenes, 1 de Policía Estatal y dos de militares; no obstante, aun así, los pueblos sobre carretera se observan abandonados, no hay ni una sola alma en sus calles, de hecho, los militares nos recomendaron no viajar de noche en esa carretera, ya que, a pesar de los esfuerzos por brindar seguridad, los miembros del crimen organizado siguen operando y haciendo de las suyas…

ESAS SON las peligrosas rutas que tienen que seguir los migrantes durante su travesía por México para intentar llegar a los Estados Unidos de América, desafortunadamente ahora les tocó morir en manos de las garras del crimen organizado a 19 hombres guatemaltecos que jamás volvieron vivos con sus familias y a su tierra que los vio nacer. Muy probablemente se encontraban secuestrados por el cártel opositor, ya que cabe recordar son obligados a sumarse a las filas del crimen organizado, so advertencia de asesinarlos, tristemente su destino no cambió…

POR LO MISMO muchos de ellos han preferido quedarse en la zona centro del país, por ejemplo, en Aguascalientes, ya son comunes los migrantes en los cruceros, pidiendo una moneda para poder subsistir. Algo debería hacer la Secretaría del Trabajo en conjunto con la Secretaría de Relaciones Exteriores a través del Instituto Nacional de Migración, con la finalidad de que se puedan crear oportunidades de trabajo ya sea en la ciudad o en el campo, para los miles de migrantes que arriban al país y que están en situación de calle, o por lo menos no “cazar” a los establecimientos que decidan contratarlos y darles una “chamba” …

POR LO PRONTO recuerde amable Lector que los corruptos y las moscas se matan del mismo modo: “a periodicazos”, estamos pendientes.