Programa de seguimiento domiciliario evita que las personas terminen con su vida

-Los psicólogos de la estrategia “Ponte Vivo” evita que aproximadamente 700 personas se quiten la vida anualmente

-Gracias al seguimiento domiciliario a cada uno de los casos se logró que las personas desistieran de sus intenciones

La Dirección de Salud Mental y Adicciones del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), evita que aproximadamente 700 personas se quiten la vida anualmente, gracias al seguimiento y asistencia domiciliaria que da por parte de los psicólogos y expertos a cada uno de los casos reportados y clasificados como pre-suicidas.

El titular del área, Francisco Javier Pedroza Cabrera, informó que a través de la campaña “Ponte Vivo”, se visitó directamente en su casa a las personas con ideas suicidas que solicitaron ayuda vía telefónica o que fueron canalizadas por diferentes dependencias gubernamentales.

Cada una de estas personas que pretendían quitarse la vida, dijo Pedroza Cabrera, recibió ayuda psicológica de manera oportuna y efectiva por parte de los expertos, quienes evitaron que cumplieran su objetivo de suicidarse.

Explicó que la gran mayoría de los pre-suicidas son reportados cuando atraviesan por una crisis y requieren una intervención urgente en primera instancia vía telefónica, para posteriormente cumplir con la primera visita domiciliaria en las siguientes horas.

Destacó que absolutamente todas las personas que recibieron seguimiento domiciliario, en un corto plazo, desistieron de sus intenciones de quitarse la vida, lo que habla de la alta efectividad que tiene esta intervención de los especialistas.

Añadió que gracias al apoyo de instituciones gubernamentales como la Secretaría de Desarrollo Social del Estado (Sedeso), se han identificado a muchas personas con ideaciones suicidas, quienes de inmediato son canalizadas a la Dirección de Salud Mental y Adicciones para su inmediata atención domiciliaria.

Finalmente, indicó que hay un ejército importante de psicólogos y profesionales de la salud mental en alerta para ejecutar acciones inmediatas a fin de contener a los pre-suicidas, aunado a que la Línea Vive se mantiene en servicio las 24 horas los siete días de la semana, a través del número 449 977 72 05.