ERGO

• No fue el narco, fueron los guardias nacionales…
• MP y Secretario de la FGE de Sonora son acribillados al ser confundidos en una ejecución extrajudicial a manos de la Guardia Nacional…
• Comandante Roble; “ni un sólo feminicidio sin resolver en su era”…

Por Daniel Guerrero

LA GUARDIA NACIONAL le ha quedado grande al Gobierno Federal, justo eso platicaba con mi socio en el despacho hace algunos días mientras viajábamos a la Ciudad de México. La plática tuvo su origen al ver constantemente patrullas de la GN comisionadas a la vigilancia y seguridad de carreteras, como antes lo hacía la Policía Federal, pero del mismo modo, camiones y camionetas de reacción inmediata, como del mismo modo lo hace el Ejército Mexicano, es decir, concluimos que es una corporación muy completa y poderosa que ni al mismísimo Felipe Calderón se le ocurrió, y que en sus tiempos hubiese sido un ente de gran presencia y eficacia para combatir al crimen organizado, cárteles de la droga e incluso a la propia corrupción interna. El presidente actualmente tiene en sus manos a una corporación que unificó poder y tareas del Ejército, MARINA, Policía Federal y hasta Fiscalía General de la República, porque hay que recordar que dentro de la reforma constitucional, se dotó de facultad investigadora de los delitos a la Guardia Nacional; así pues, no sólo la tiene en sus manos, él la creó y por tanto, lo más lógico sería que él mismo la controlara, que tuviese ojos y manos en toda su estructura y destacamentos; del mismo modo que le preocupara no solamente el equipamiento sino la constante capacitación y profesionalización de sus elementos…

SIN EMBARGO, tal parece que nada más la echó andar y la dejó a la deriva, nada más se aferró a desaparecer la Policía Federal argumentando corrupción, desincorporó a los grupos élites de la MARINA, comisionó a militares y se agarró reclutando gente al por mayor, se rumora que incluso hasta centroamericanos pero, no tiene ni la menor idea de cómo utilizarla inteligentemente, no le interesa restituir la seguridad en comunidades y poblados con el uso de la fuerza del Estado, tampoco le importa combatir de frente con una estrategia bien ideada y un plan bien trazado, en pocas palabras, “nada más hizo la maldad”…

HACE UNAS semanas a muchos les hizo gracia ver en un video a elementos de la Guardia Nacional agrediéndose entre sí, en una riña que se suscitó durante un entrenamiento para granaderos, lo que anunciaba un serio problema de indisciplina al interior de la corporación hoy lamentablemente ha dejado de ser un chiste, luego de que elementos de la Guardia Nacional atacaran directamente a una camioneta que resultó ser de la Fiscalía General de Sonora, en la que murieron un Ministerio Público y su secretario adscritos a la unidad de adolescentes, sin que hasta el momento exista un pronunciamiento enérgico desde el púlpito de Palacio Nacional, los que antes criticaban y desdeñaban la “guerra contra el narco”, calificándola de un fracaso, y también osaron señalar temerariamente al Ejército como responsable de la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, hoy callan “como momias” ante la agresión directa y asesinato de dos miembros de la Fiscalía de Sonora a manos de la Guardia Nacional…

PERO ENTONCES ¿Qué no se habían acabado las masacres y las ejecuciones militares que tanto fueron objeto de crítica en las eras de Calderón y Peña Nieto? ¿Cómo podrán alegar y tratar de justificar que “se repelió una agresión”? Cuando en la camioneta blanco del ataque, viajaban dos servidores públicos de una Fiscalía que por cierto, su tarea era ante los Juzgados y no en tareas de operatividad. En pocas palabras, los guardias nacionales abrieron fuego sin que haya existido provocación, su intención fue matar a los tripulantes desde un inicio. Eso señores, es criminal y se llama homicidio doloso calificado. Es una verdadera vergüenza que pretendan calificar el acto criminal como “un error”, “una confusión”, aquí no aplica el error de tipo señores, no se puede alegar un error invencible, mucho menos legítima defensa, aquí lo único que está claro es que la Guardia Nacional de López Obrador se las sigue gastando igual que antes, quedó exhibida una ejecución al puro estilo de Tlatlaya…

SE DECÍA que con Calderón y Peña morían civiles inocentes por culpa de la guerra contra el narco. Con López todo sigue igual y ni siquiera ha tenido los pantalones para fajarse contra el crimen organizado, ahí están las consecuencias en querer hacer las cosas para “la pantalla” y después dejarlas aventadas, ojalá el próximo presidente se tome muy en serio la gran responsabilidad de tener equipada y dotada de gran poder a la Guardia Nacional, urge un plan estratégico de combate frontal a la delincuencia organizada, de no haber sido porque las víctimas resultaron ser funcionarios de una Fiscalía, habrían seguido pasando desapercibidas en los medios de comunicación las ejecuciones extrajudiciales en la era del gobierno de “La Esperanza”…

SE CIERRA una era en la Comisaría General de la Policía Ministerial, y es que todo parece indicar que el comandante Muro, “Roble”, dejará el cargo como titular de la policía investigadora para incorporarse a una nueva encomienda. Mucho se podrá especular sobre su salida, pero nada de ello hará mella en los buenos resultados obtenidos, y es que, el comandante Muro se va sin haber dejado un sólo feminicidio por resolver, hay que recordar que incluso un feminicidio, anteriormente considerado homicidio, de hace 15 años, “El de la joven enmaletada”, lo resolvió a su llegada, el homicida gozaba de total impunidad, ya hasta tenía una nueva vida e identidad en otra ciudad, pero el comandante “Roble”, utilizando los avances tecnológicos y de investigación a su alcance lo rastreó y le cumplimentó una orden de aprehensión que parecía ya estar olvidada, lo mismo en otros delitos de alto impacto. El mejor de los éxitos al comandante Muro en su nueva encomienda…

LA POLICÍA MINISTERIAL, ahora Investigadora, no es cualquier cosa, dicen que “hasta el más chimuelo masca fierro”. Quien vaya a ocupar la oficina central de S1, tendrá un arduo trabajo por delante, sobretodo en el tema de los delitos de robo a casa habitación y comercio, y los considerados no graves, cuya herencia desde administraciones atrás son de miles de carpetas y cada día se suman nuevas…

POR LO PRONTO recuerde amable Lector que los corruptos y las moscas se matan del mismo modo: “a periodicazos, estamos pendientes”.