ERGO

• El crimen organizado y los “narcopolíticos”, los verdaderos beneficiados en el juicio contra Cabeza de Vaca…
• Mario Delgado supuestamente se “orinó” de miedo, pero la realidad es que al parecer todo fue un montaje, nunca hubo hombres armados…
• Tamaulipecos temen regresar al yugo del “narcoestado”, si FGR tumba a Cabeza de Vaca y MORENA desaparece poderes…

#ColumnaErgo

Por Daniel Guerrero

EL PROBLEMA DE LA DELINCUENCIA organizada, y de la inseguridad derivada de ésta, ha sido una problemática de la cual el Gobierno Federal no ha querido intervenir directamente con un plan estratégico bien trazado, sino todo lo contrario. Hemos visto al presidente girando instrucciones a la SEDENA para liberar a Ovidio Guzmán, saludando a la mamá del Chapo, afirmando que prefiere “los abrazos y no balazos”, que va a acusar a los delincuentes con sus “abuelitas”, una Guardia Nacional huérfana, a cuyo interior hay destellos serios de indisciplina e incluso ejecuciones extrajudiciales sin que haya consecuencias…

PUES BIEN, por ello las autoridades estatales se las han tenido que ingeniar para hacer frente a la delincuencia organizada, ante el abandono de la federación. En Michoacán por ejemplo, el gobernador Silvano Aureoles, no cede en su intento por recuperar comunidades como “Aguililla”, mientras que en Tamaulipas, Francisco Cabeza de Vaca, a su llegada como primer mandatario inició una depuración en las corporaciones y semi militarizó la Policía Estatal con la finalidad de hacer frente directo al crimen organizado, sin embargo, cabe recordar que Tamaulipas en la era priista fue descaradamente un “narcoestado”, lo cual fue denunciado y señalado en repetidas ocasiones de manera muy valiente por el periodista mexicano Carlos Loret de Mola…

MUCHOS DE ESOS PRIISTAS de Tamaulipas, que obtenían un beneficio o un lucro derivado del “narcoestado” y perdieron sus dádivas con la llegada de Cabeza de Vaca, ahora están nada más y nada menos que en el partido de “La Esperanza de México”, es decir, MORENA. Por esto el procesamiento judicial al que se pretende someter al gobernador de extracción panista, les viene cayendo como anillo al dedo y a la delincuencia organizada en general. Imagínese Usted, si con un gobierno local de mano firme y cero tolerancia el narco sigue haciendo de las suyas en la frontera tamaulipeca ¿qué será si el gobierno federal logra el objetivo de aprehender a Cabeza de Vaca y Ricardo Monreal obtiene la decretación de desaparición de poderes en dicho Estado?…

PARA NO VARIAR, el dirigente de MORENA, Mario Delgado, denunció en redes sociales que sujetos armados con rifles de asalto lo privaron de su libertad, mientras circulaba a bordo de su lujosa camioneta Suburban sobre la carretera que conecta las ciudades de Reynosa y Matamoros…

EL SENADOR y dirigente de Morena, responsabilizó directamente al gobierno de Cabeza de Vaca, sin reparar que en caso de ser cierto lo que argumenta, el verdadero responsable es el Gobierno Federal al que simple y sencillamente no le interesa restaurar la seguridad en las Entidades Federativas, ni en las que gobiernan sus copartidiarios, y mucho menos en los que lo hace la oposición. Más aún, la situación en Tamaulipas va a empeorar y todos los esfuerzos se vendrán abajo si el gobierno de AMLO le hace el trabajo sucio al crimen organizado y a los “narcopolíticos”, quitándoles de en medio a Cabeza de Vaca…

TODO parece indicar que lo que padeció Mario Delgado fue un montaje que realizó con la complicidad de las personas que le acompañaban pues, las personas que se les acercaron eran adeptos a su partido que además no portaban armas. Mario trató de hacerse la víctima, como lo son las familias en todo Tamaulipas, mismas que se han acostumbrado a sobrellevar el infierno y el “pan de todos los días”. Recordamos a un amigo de la adolescencia, “El Salsas”, quien se fue a vivir a aquel Estado buscando un mejor futuro para su familia, y, trabajando de taxista pereció en medio de un fuego cruzado entre grupos delictivos. Qué decir de los “paisas” que tienen que soportar los abusos y extorsiones en cuanto cruzan la frontera en el puente internacional de Nuevo Laredo. Para toda esa gente que durante años ha vivido la opresión del crimen organizado, la llegada de un nuevo gobierno a Tamaulipas les dio un poco de oxígeno, el infierno se convirtió por lo menos en purgatorio, sin embargo, ahora el riesgo de volver al pasado está más latente que nunca. Eso, Mario Delgado, el drama que tú fingiste es una realidad pero para los miles de mexicanos que lo viven todos los días a lo largo del territorio nacional, y, el único culpable es tu presidente que no tiene los pantalones para hacerle frente a los carteles de la droga, y que ha abandonado a los gobiernos locales a su propia suerte…

POR LO PRONTO recuerde amable Lector que los corruptos y las moscas se matan del mismo modo: “a periodicazos”, estamos pendientes.