CALIBRE 45

A LA ÉPOCA DE los salteadores de caminos durante el gobierno del presidente Santa Anna, de la amarga inseguridad que afrontaron los colonizadores en Estados Unidos donde un hombre y hasta una familia completa podían perder la vida en cualquier instante y bajo el menor pretexto a manos de despiadados delincuentes, hasta allá nos está llevando el triste destino de esta Nación con un gobierno que odia a la modernidad y que desde su inicio, ha arrasado con la cultura, el deporte y la ciencia…

PARA EJEMPLO, de entre lo poco que se llega a conocer, lo sucedido a una familia aguascalentense que emocionada salió de esta capital rumbo a Puerto Vallarta, abordando para ello un automóvil Audi modelo 2020 que recién habían adquirido a un particular a quien ya se le había vencido el seguro…

NOS NARRAN que pasando Guadalajara y luego de pagar en la caseta de la autopista a Tepic, un poco adelante se encontraron ante un retén que finalmente no resultó de la Policía. Había sido montado por hombres fuertemente armados que sin ningún miramiento les anunciaron: “Ustedes dicen si siguen su camino a pie o en caja”, por lo que el matrimonio no tuvo ninguna otra opción que no fuese la de descender junto con sus hijos…

PERO ANTES también les ordenaron: “Dejen sus teléfonos, sus carteras y todo lo de valor que traigan”. Las víctimas de tal infamia presentaron denuncia correspondiente ante el Ministerio Público, lo cual no les ha servido de nada, ninguna autoridad les da respuesta y mucho menos solución a lo que sufrieron mediante procuración de justicia…

EL PERFIL criminal de estos pistoleros era alto, pero, dicen que “A río revuelto ganancia de pescadores”. En otra historia, dos jóvenes que regresaban de Guanajuato siendo de noche, antes de llegar a la última caseta para entrar a la ciudad de León, sobre un tramo sumamente obscuro, delincuentes de bajo perfil o de poca monta, como se decía en el argot policiaco, colocaron piedras sobre el asfalto, mismas que no iban de orilla a orilla, sino que las pusieron de manera que el camino se fuese achicando, escalonadamente…

LAS LLANTAS de su unidad las alcanzaron a golpear tronándose una llanta cuyo rin se deformó. Enseguida, de entre las sombras aparecieron dos mugrosos preguntando qué les había ocurrido y ofreciéndose a ayudarlos a cambiar el neumático. No tardaron en sacar a relucir sendos cuchillos con los que les amenazaron para despojarlos de sus pertenencias…

CUANDO LOS vigilantes de la caseta se enteraron, de inmediato comentaron que lo acontecido era “el pan de todos los días”, que recientemente esos mismos sujetos habían provocado que una pareja se volcara en su unidad por tratar de eludir las piedras y resultara lastimada…

COMO QUE las autoridades ya se acostumbraron a no resolver nada y los ciudadanos a resignarse después de haber afrontado en su agravio la comisión de algún delito, desde un simple asalto hasta un secuestro o pérdida de la existencia. La inseguridad está por doquier, en cualquier parte del país y también en nuestra ciudad donde aún tenemos el privilegio de poder desplazarse por algunas zonas, aunque, claro, sin dejar de andar siempre a la defensiva de cualquier incidente. Es de recordarse el caso del joven empleado que fue asesinado durante un asalto sobre el tercer anillo y frente a Ciudad Industrial…

EL MEOLLO de todo esto es que el mal se incrementa y acecha ya en carreteras donde se pensaba que no ocurría nada como en nuestro caso, lo es camino a Vallarta o Mazatlán. Sólo las autoridades saben lo que realmente acontece en cada lugar y los viajeros, lamentablemente, únicamente se enteran hasta que lo viven en carne propia…

TRAS LO POCO anteriormente comentado, de todo el monstruo en que se ha transformado la inseguridad en nuestro país, se aprecia contrastante, aunque, todo esto no puede pasar desapercibida la postura y la valentía del Gobernador Martín Orozco, quien no se sometió desde el inicio a los caprichos de la “IV Deformación”, pues él le sigue apostando a la educación, a la salud, la cultura, la economía y al campo, y la pandemia no lo asustó ni dejó que le asustara a través de nadie…

EN UNA palabra, ha hecho exactamente todo lo contrario al nefasto mandamás del país impulsando incluso MOS una formación bilingüe, sin dejar de dotar a los estudiantes de las herramientas necesarias para que puedan trabajar y destacar a nivel internacional…

POR SU parte, hablando de resignaciones, así se le observa a López O., como resignado y esperando que con el próximo gobernador (a) de Aguascalientes le vaya mejor en la difusión de sus terroríficas ideas y ocurrencias…

REFERENTE a que los funcionarios ya se acostumbraron a no resolver nada, entre los miles de problemas que afrontan ciudadanos aguascalentenses, se encuentra uno relacionado con la pandemia. Decenas de madres de familias no pueden visitar a familiares recluidos en el CERESO de la salida a Calvillo, en virtud de que, por ser de escasos recursos no pudieron proporcionar algún correo cuando tramitaron su vacunación anti COVID-19. En otros casos, las altas presentan errores y por consecuencia no han podido obtener el certificado de vacunación…

EL CASO es que sí cuentan con sus dos comprobantes de vacunación pero el director del CERESO lo exige a la de fuerzas, mientras que los familiares que se presentaron de visita en el CERESO del Llano, no tuvieron mayor problema al presentar los citados dos comprobantes…

CON LA esperanza de que les apoyaran, las madres de familia se trasladaron hasta las oficinas de la Secretaría del Bienestar de la transformación de IV, donde ya despacha Nora Ruvalcaba pero, su personal les dijo que ni soñaran con ver a Nora, que era con estricta cita, que ellos no podían hacer nada y que además, no eran los únicos que tenían ese tipo de problema. Únicamente se concretaron a corregirles, según ellos, algunos datos, lo cual no les ha servido de nada…

HASTA la próxima Dios mediante…